viernes, 20 de enero de 2017

UN DÍA EN GRANADA

Muy buenas de nuevo amigos, seguimos con la problemática del Internet, pero aquí estamos para presentaros una nueva entrega. Hoy visitaremos la ciudad de Granada y su mas que mítica Alhambra, así que ponte cómodo y no te la pierdas.

La ruta que hemos seguido es bastante sencilla, nos vamos por la costa y volvemos por el interior, este es el mapa de la ruta, con unos 340 kilómetros aproximadamente.
Salimos de casa a eso de las nueve de la mañana, mas o menos.
Llevamos algo de comida para el viaje, ya sea todo por economizar los gastos.

El sol acaba de salir y en breve comenzara a brillar mas dándonos algo de calorcito.
Os presento un cartel que lleva poco tiempo puesto, no esta mal, pero el tomate se podía mejorar.
Quizás algunas de las siguientes fotos os suene, de otros viajes, si no es así, os hago las presentaciones, el cargadero de mineral de Almería, realizado por el mismo hombre que hizo la torre Eiffel de París (Francia).
El puerto de Almería.
Desde aquí, cogemos la autovía hasta el primer punto de parada, Carchuna, donde pararemos a desayunar.
No llegamos hasta Carchuna, nos quedamos un poco antes, a los pies de un Castillo y antiguo cuartel de la Guardia Civil, aunque para llegar allí, primero atravesamos un camino de invernaderos, por el cual supuestamente no podemos pasar, ya que es zona privada, pero como vimos la puerta abierta y el castillo al fondo, pues no nos lo pensamos y cruzamos por medio.

Llegamos al lugar, donde hacemos una pequeña parada de apenas media hora, lo justo para comer algo (desayunar) y continuar la marcha.
Este es el banco elegido, jajajaja.
Y estas algunas de las fotos que hicimos del lugar.

Este es el castillo o fuerte de Carchuna, para saber mas: Castillo de Carchuna. Su situación la podéis encontrar en 36º41'44.18''N - 3º26'07.50'' W a poca altitud, apenas unos 3 o 4 metros sobre el nivel del mar, es mas, cruzas la calle y ya estas en la playa.



Continuamos el viaje, ahora si que no nos detenemos. Desde el punto anterior, pasamos por un par de pueblos, pero eso, sin parar, pasamos Torrenueva, Motril.

Desde Motril, tenemos dos opciones para llegar a Granada, o bien por la autovía o por la antigua nacional, nosotros elegimos la nacional, tardaremos mas, pero a veces las autovías hacen que te pierdas muy buenos lugares paisajísticos.
Algunos de esos lugares son los siguientes.




Hacemos una pequeña parada para ver la Presa de Rules, la cual podéis ver desde la carretera. Para saber mas: Presa de Rules. Aquí realizamos unas cuantas fotos. Su ubicación en 36º51'36.98''N - 3º29'57.07''W a unos 232 metro sobre el nivel del mar.







Continuamos el camino. Toca ahora atravesar algún que otro pueblo, pero antes, hacemos algo de carretera, curvas y mas curvas.
Ver este cartel, es toda una tentación, jejejeje.
Atravesamos este pueblo, creo que es Durcal, si no me equivoco, en el nos encontramos un puente de hierro enorme, lastima que no se pueda pasar con la moto por el, estas son algunas de las fotos del pueblo y su puente.


Hacemos otra parada, esta ya la ultima, y lo hacemos en el Puerto de Suspiro del Moro, este puerto si que tiene historia, la cual en resumidas cuentas dice que Boabdil (Mohamed Abu Abdalahyah) (Boabdil) tras reinar en Granada no se cuantos años, se rindió sin luchar contra los Reyes Católicos en 1492, los cuales lo desterraron. Al ir camino a su destierro, Boabdil no se atrevía a mirar atrás y cuando ya estaba lejos giro la cabeza, suspiro y comenzó a llorar, por eso se conoce a este lugar como el Suspiro del Moro, supuestamente es aquí donde ocurrió dicha anécdota. Su madre Ayesha, la cual estaba algo cabreada le dijo la mítica frase de ''Llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre.
Pues aquí el lugar.


Ella también estaba y quería salir en las fotos, jajajaja.

Hemos llegado ya a Granada, aparcamos en una calle del centro. Antes paramos en un centro comercial para cambiarnos de ropa, no era cuestión de andurrear por toda Granada con la ropa de la moto, así que entramos y nos cambiamos, como podéis ver en la foto, ya estoy cambiado y aquí ando mirando un mapa de la ciudad para guiarme.
Ya estamos al lío, andamos y andamos, haciendo pequeñas paradas para ver con detenimiento cualquier tipo de monumento o lugar de interés que se presente ante nosotros. El primero es este, no se muy bien que es, seguro que algún nos saca de dudas, lo que si que se es, que una marabunta de gente se dirige hacia este lugar, así que como burros entramos en un patio, digno de visitar.



En esta ciudad podemos encontrar numerosas calles estrechas con el típico comercio de la zona, ya que abunda la artesanía morube (para que me entendáis, marroquí), pero también podemos encontrar otras tiendas, las cuales llama nuestra atención, como es esta, todo lo que sea decoración nos gusta y mucho.





Entramos en una de las tiendas típicas de la zona, la cual nada mas entrar, nos entra por la vista las diversas lamparas existentes en el lugar, una pasada, por mi me las llevaría todas. El olor a piel y cuero también es característico en la zona.

Seguimos por la zona.



Tanto callejón y tanto dar vueltas, salimos a esta plaza, donde a nuestras espaldas se alza la catedral de la ciudad, hasta llegar aquí nos hemos tenido que quitar de encima a una legión de gitanas tratando de vendernos una ramita de romero, jejeje.


Desde la catedral, nos vamos ahora camino de la Alhambra, así que cogemos la Cuesta de Gomérez, la cual nos lleva hasta una de sus puertas.

Cruzamos este puerta, ascendiendo por un inmenso jardín lleno de enormes arboles y un verde que en nuestra tierra no tenemos.


Ante nosotros la Puerta de la Justicia. Para saber mas: Puerta de la Justicia.

Como es hora de comer, lo hacemos aquí, a los pies de esta puerta, un par de bocadillos nos llenan el estomago, tomamos fuerzas para seguir con una larga tarde de andar por la zona.

Hasta la fecha pensábamos que para entrar teníamos que pagar, pero no, se ve que la Alhambra tiene zonas de acceso gratuito, así que nos aprovechamos de ello y pasamos, como otro turista mas comenzamos a sacar fotos por todos lados, este es el resultado.








Pudimos entrar hasta en un museo de acceso gratuito también.


Seguimos paseando.

Entramos ahora en una de las muchas casas existentes por la zona, también de acceso gratuito.







Llegamos a una zona donde no se muy bien si es un Parador de turismo, un hotel o un restaurante, pero nos encontramos este pedazo de cochazo en la puerta, por lo menos a mi me gusta, seguro que a muchos de vosotros también.

Hora de bajar, dejamos la Alhambra y bajamos a la ciudad, esta zona impresiona andes por donde andes, cuanta vegetación, es increíble. 






Nos encontramos entre la vegetación una antigua puerta, no menos bella que las anteriores.

Seguimos de turismo, entramos ahora a una tetería. La verdad es que algo agobiante si que es, la gente pidiéndote que entres a sus locales, el bullicio de turistas, etc. Así que como cualquier turista mas, entramos en una, la cual nos sorprende a la vista, el olfato y el gusto, a mi me encanto vamos, si a todo eso le sumas que somos aficionados al te y las infusiones, pues mejor que mejor.


Hora de hacer unas compras, así que volvemos a esos callejones estrechos repletos de luces y olor a cuero que no pasan de inadvertidos.


Una de las muchas cosas que tiene Granada son iglesias, así que visitamos una de ellas, en este caso, la capilla donde se encuentran enterrados los Reyes Católicos, su hija Juana la Loca y su marido Felipe el Hermoso, del interior no tengo fotos ya que esta prohibido hacer uso de cámaras, pero si buscas en Internet podréis encontrar tropecientas fotos del lugar, yo tan solo pude hacer estas.




La visita a Granada esta llegando a su fin, antes de irnos subimos al mirador de San Nicolás para ver la puesta de sol sobre la Alhambra, la cual es todo un lujo, eso si, repleto de gente, jajajaja. 


Aquí finalizamos la ruta de hoy, bueno no, toca ir a casa, cogemos la autovía A-92 hasta Almería, el trayecto algo aburrido y con mucho frío, no sacamos ninguna foto ya que era de noche y poco se apreciaba en ellas.

Gastos hemos hecho pocos, un deposito de gasolina, dos entradas para ver la Capilla Real y un par de regalillos, no recuerdo mal, pero sobre unos 50 euros aproximadamente, no mas.

Ya os hice un adelanto de algunas fotos en nuestra pagina de Facebook Los Viajes del Capitán Salas, así que las fotos que puse allí no las colgué aquí por si lo estabais pensando, jajajajaja.

Nos vemos pronto, un saludo amigos.